Las fuentes del Ega

Iniciamos con esta entrada una serie de reseñas que queremos dedicar a las múltiples fuentes del río Ega, así como a las de sus afluentes y hermanos menores Ayuda, Inglares, Linares, Odrón o Zadorra (nacedero de Opakua/Muniain).

Aguake (Antoñana)

A vista de pájaro se aprecia muy bien la comarca natural que llamamos ‘Alto Ega’, una considerable masa boscosa que los mapas (como el inferior) enmarcan en el perímetro de tres grandes vías de comunicación:

  1. la Autovía de la Barranca (A10)-Autovía del Norte (A1), que une Pamplona/Iruñea con Vitoria-Gasteiz (vía Alsasua y Salvatierra/Agurain);
  2. la Autopista Vasco-Aragonesa (AP-68), que une Vitoria-Gasteiz con Logroño (vía Miranda de Ebro, Haro y Nájera); y
  3. la  Autovía del Camino (A12), que une Logroño con Pamplona/Iruñea (vía Viana y Estella/Lizarra).

GoogleViewAltoEga

En los vértices de esta red vial se desarrollan tres áreas de expansión urbana: Pamplona/Iruñea E (198.000 hab.), Vitoria-Gasteiz O (242.000 hab.) y Logroño S (153.000 hab.).

En el interior de este frágil espacio natural, rodeado de autopistas, autovías y polígonos industriales, brotan cientos de fuentes de limpias aguas que confluyen en sentido oriental hacia Estella, enclave en el que el río ha recogido su mayor aporte hídrico, que inyectará en el Ebro cerca de Calahorra, a escasos kilómetros de la confluencia con el Arga-Aragón, confirmando el dicho de “el Ega, el Arga y el Aragón hacen al Ebro varón”.

Foto viajero: Puente de la Carcel (Estella)

La fuente primera del río Ega se localiza en la sierra de Cantabria (Álava), una cadena de montañas que no supera los 1450 m.

Aguas arriba del Ebro los principales afluentes son, por el norte:

Por el  sur:

En las próximas semanas trataremos de dar a conocer el valors ecológico de estos ríos que nutren la cuenca alta del río más caudaloso de la península ibérica.

Imágenes cedidas por

De excursión por Arluzea y su patrimonio natural e histórico

Más abajo recogemos los enlaces de las dos excursiones que recomendamos para Arluzea. Antes vamos a hacer un rápido repaso por su patrimonio natural e histórico. En Wikipedia podemos leer (18.03.2013):

Arlucea (en euskera y oficialmente Arluzea) es un concejo del municipio de Bernedo en la provincia de ÁlavaPaís Vasco (España). Fue un municipio independiente hasta 1963 cuando se unió con el vecino municipio de Marquínez para dar lugar al municipio de Arlucea-Marquínez, que a su vez quedaría posteriormente integrado en el municipio de Bernedo.

Foto de Pitiklin (2011)

Leer más de esta entrada

El Valle de Améscoa florece

En los últimos años la Comunidad Vasca en general, y los habitantes de Álava en particular, están despertando a la realidad de que vivir del turismo es posible e incluso deseable, desde un punto de vista tanto verde como económico.

Comenzamos a compararnos con otras zonas turísticas de más envergadura o, mejor dicho, con más antigüedad en el oficio. Vemos, como con ojos nuevos, el inmenso potencial de la zona y, también, la necesidad de planificación con garantías  de sostenibilidad para no caer en errores pretéritos.

Y aunque nos refiramos a Navarra, el siguiente ejemplo tiene un valor especial para la Montaña Alavesa.

El Valle de las Amescoas (el topónimo “Améscoas” en plural, hace referencia a la inclusión de ambas distinciones, Améscoa Alta y Améscoa Baja), engastado en el seno de las magníficas sierras de Lóquiz y Urbasa, es pionero en este reconocimiento del potencial propio. Para quienes aún no tengan el placer, hablamos de un enclave natural privilegiado con acceso a tanta historia (incluso pre-historia) y naturaleza como seamos capaces de asimilar.

Hace tiempo que sus habitantes se han percatado del valor inigualable de sus tierras, como de hecho demuestra la larga trayectoria del Hostal Irigoyen en Zudaire, que se nutre especialmente de los visitantes del Nacedero del Urederra.

(Más fotos increíbles: http://www.nacederourederra.com)

(Más fotos increíbles: http://www.nacederourederra.com/)

Lenta, pero constantemente, nuevas empresas orientadas al turismo van poblando el valle.

Leer más de esta entrada

Carnaval del Vino de Haro, 2013

Ya no hace falta soñar con Venecia para vivir un Baile de Máscaras al estilo siglo XIX, lo tenemos a pocos kilómetros de casa, en Haro; y de trasfondo, la inmemorial excusa asociada a la diversión: el vino.

Baile de Máscaras 2011, Haro, La Rioja ( Foto: http://www.radioharo.com)

Baile de Máscaras 2011, Haro, La Rioja ( Foto: http://www.radioharo.com)

Durante dos noches el claustro del Hotel Los Agustinos acogerá el Gran Baile de Máscaras inspirado, en esta ocasión, en los comienzos de la Modernidad, el paso del Romanticismo a la Industrialización, época en que Haro como ciudad vivió un importante desarrollo económico, social y cultural, de acuerdo al relato del Portal de Turismo de la Rioja.

El espectáculo, que nos transportará entre estos dos hitos en la historia, contará con teatralizaciones, música, proyecciones audiovisuales y, cómo no, degustaciones de vino; con el fin de hacernos olvidar el presente y consolidar un futuro  asentado en el turismo para la Rioja Alta.

No nos haremos de rogar, pues: si continúan ofreciéndonos razones como esta para desplazarnos hasta Haro -y hasta donde haga falta- lo haremos con muchísimo gusto.

Leer más de esta entrada

¿Entregamos a mano?

La supresión en toda Álava del proyecto  “Aulas Telemáticas” deja a la Biblioteca Pública de Campezo sin el servicio de búsqueda de información en línea y procesador de textos, que eran sus principales utilidades.

Vista del hueco dejado por los ordenadores tras su retirada.

Vista del hueco dejado por los ordenadores tras su retirada.

Se conocía como Aulas Telemáticas a la iniciativa del Departamento de Administración Foral y Local y Desarrollo Comarcal de la Diputación de Álava que tenía el objetivo explícito de “favorecer el conocimiento e implantación de Nuevas Tecnologías (Internet, videoconferencia y multitud de nuevas herramientas informáticas de aprendizaje, búsqueda y tratamiento de la información) en diversos núcleos de población de toda la geografía alavesa” (cita: http://aulastelematicas.com)

El proyecto, básicamente, se encargaba de la aportación y mantenimiento de los equipos informáticos con que se dotaba a las bibliotecas u otros recintos de cultura alaveses. Este servicio era llevado a cabo por el Instituto Europa, que bastante a pesar suyo y después de haber propuesto una reducción de gastos significativa, se vio obligado a retirar los equipos con la consecuente desolación de los edificios y las personas que los concurren.

Leer más de esta entrada

El gran delta de la Cuenca de Cameros

Cuando imagino que en un pasado remoto nuestra tangible Montaña Alavesa se encontraba bajo el agua, me da un vuelco el estómago, como si la tierra que pisamos ya no fuera tan firme, como si nuestra vida no fuera más que pasajera…

No hay como la valentía innata de un niño, un ser que se sabe provisionalmente inmortal, para enfrentarse a uno de los más sorprendentes pliegues del pasado: el período Jurásico.

Los estudiosos nos han propuesto la siguiente imagen: el mar Tethys cubriendo la mayor parte de Europa, convirtiendo los valles de Iregua, Leza, Cidacos y Alhama en un fértil delta por donde se desplazaban al menos tres tipos de dinosaurios de los que se conservan huellas y restos: ornitópodos, terópodos y saurópodos.

Leer más de esta entrada

Noche Buena y rústica

Dos grandes noches de invierno tiene la Villa de Santa Cruz de Campezo.

Una es la del martes de Carnaval, en que se culpa de todos los males del año a un monigote llamado Toribio, para después lanzarlo al Río Ega… la purificación por el agua; una costumbre que da bastante yuyu si nos preguntamos quién sería aquel primer Toribio de carne y hueso al que se aplicó la primera pena de la tradición…

La otra es la que aconteció ayer mismo: la celebración pagana de la Noche Buena, con la presencia del Olentzero, como en todos los pueblos del País Vasco.

Una distinción básica de la fiesta del Olentzero con la que acontecerá en aproximadamente dos semanas, la llegada de los Reyes Magos, es la humildad del personaje. Al no estar relacionado con la nobleza de forma alguna, su aparición, sobre todo en municipios pequeños como este, va rodeada de una simplicidad autóctona que conmueve.

A falta de una foto de Olentzero en acción, una de "La casa del Olentzero", en Santa Cruz de Campezo (Foto: Vega García Humayor)

A falta de una foto de Olentzero en acción, una de “La casa del Olentzero”, en Santa Cruz de Campezo (Foto: Vega García Humayor)

Equipado con un saco rústico y un burro, codo a codo con su flamante compañera Mari Domingui, Olentzero recorre la vuelta al pueblo al son de la trikitixa y el pandero, enmarcado por los cantos navideños de pobladores encantados de mover los pies en una noche que suele ser más que fría.

Una vez en la plaza, el decorado que envuelve a la pareja es tan sencillo como cargado de simbología: Boj (ezpela), paja y fuego.

Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: