Anastasio Ochoa, Tasio

“¿Y tú de dónde eres?” pregunta ella. “Yo, de la capital, de Vitoria” contesta él, engañando en su primer baile a Paula, una guapa chica de Acedo, que pocos años después se convertirá en su mujer.

AnasTasio Ochoa (izq) y Patxi Bisquert, el actor (dcha)

Anastasio Ochoa y Patxi Bisquert (actor)

Hoy he visto por tercera vez Tasio, ópera prima de Montxo Almendariz (1984), y he disfrutado como nunca (agradezco mucho que RTVE2 nos esté deleitando últimamente con cine de naturaleza: Le dernier trapeur, Tasio…).

No sé cuándo vi la película por segunda vez, hará quizá más de diez años. Entonces no era tan sensible como ahora a los aspectos etnográficos (aunque sí a los ecológicos). Me ha encantado la ambientación, las escenas domésticas, las cotidianas, pero sobre todo las que reproducen la vida social de mediados del siglo XX (bailes, romerías, bodas). Parece increíble que en apenas unas décadas, la televisión y el automóvil hayan transformado tan radicalmente, industrializándola, urbanizándola, residencializándola, la vida de nuestro hábitat rural.

He intentado muchas veces imaginarme cómo eran aquellas verbenas, animadas por un único acordeonista, que todavía los más mayores recuerdan se celebraban en la era de Chasco (Bujanda); cómo se paseaban vacas, mulas y gallinas por donde hoy sólo circulan vehículos rodados. La película ha mostrado preciosas recreaciones de todos esos momentos: las partidas de pelota, las carboneras… Definitivamente, Tasio va a pasar a mi lista de películas de culto.

En 2009 se celebró en Estella (Navarra) un homenaje que incluyó la publicación del libro Tasio 25. También en el País Vasco se hicieron algunos actos conmemorativos, aunque no con el alboroto de los navarros. Sobresale este reportaje de EiTB (recuerdo haber escuchado la entrevista a la hija por la radio):

La película fue rodada en Baquedano (Améscoa Baja), Viloria, Ulibarri (Valle de Lana). Anastasio era natural de Zúñiga, su mujer Paulina de Santa Cruz de Campezo (no de Acedo) y los paisajes son, como dice Wikipedia, el escenario de la primera batalla de Arquijas:

Tras la batalla de Mendaza del 12 de diciembre de 1834, las tropas carlistas se habían visto obligadas a retirarse del valle de La Berrueza, acuartelándose, a unos 25 kilómetros al norte, en las localidades de Santa Cruz de Campezo, Orbiso y Zúñiga, a ambos lados del río Ega. Este río, tras salir de los desfiladeros de Marañón, transcurre por una planicie en la que se encuentran las tres localidades citadas, antes de entrar en el desfiladero de Arquijas.

Las tropas isabelinas habían vuelto tras su victoria en Mendaza a acantonarse en Los Arcos.

En definitiva, se trata de la comarca natural del Alto Ega, que abarca tanto términos navarros (Zúñiga, Genevilla, Cabredo, Marañón) como alaveses (Orbiso, Santa Cruz de Campezo, Antoñana y Bujanda).

Estos son algunos enlaces que merece la pena tener en cuenta:

Anuncios

2 Responses to Anastasio Ochoa, Tasio

  1. Javi says:

    A pesar de no estar dentro del grupo de “los más mayores”, recuerdo bien las verbenas de la época Chasco, al menos algunas de ellas… con el acordeonista montado sobre un viejo remolque de tractor, llevando el ritmo con bombo y platillo con los pies. Las vacas de Luis saliendo desde su cuadra hasta el bebedero de la fuente, la colmena que había en el balcón de la casa de Antonio que daba a la calle Poco Tocino…

  2. ¡¡Tú viviste aquellas experiencias!! ¡¡¡Qué envidia!!! (Así que eres uno de los mayores del lugar 😉 )

    Yo de pequeño andaba por la Granja Modelo de Arkaute, porque mi abuelo trabajaba y vivía allí con toda la familia (mi abuela, Ermitas y mis 7 tíos hermanos de mi madre -hasta que se fueron primero a estudiar y luego a vivir a Madrid).

    Pero en la Granja Modelo el ganado estaba estabulado, apenas se veían animales sueltos por la calle. Había gansos y patos por las eras, pero en cambio no recuerdo gallinas.

    Las verbenas en la era de Chasco de verdad que tenían que ser bonitas. Y ya que hablas de Luis, imagino que parte de su vida no fue muy distinta a la de Tasio. Me lo imagino ligando en los bailes:

    “¿Y tú de dónde eres?” pregunta ella. “Yo, de la capital, de Vitoria” contesta Luis engañando en su primer baile a la guapa chica de Urturi, que pocos años después se convertirá en su mujer…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: